Noches en los desiertos de España

Pasar una o dos noches en la Luna es el sueño de aquellos que sienten que este planeta les queda muy pequeño, pero por ahora pasearse por la superficie lunar  ya es un deseo un poco más factible para la mayoría de las personas, solo es necesario dirigir el catalejo hacia un lugar adecuado: el desierto. Si existe un paisaje que puede transportar nuestra imaginación a los majestuosos parajes lunares este es, sin lugar a dudas el desierto español sobre todo porque es extenso y silencioso, sus dimensiones grandes lo convierten en un lugar proclive a la imaginación y la libertad, debido a que España es un territorio donde no destacan los espacios desérticos, podemos encontrar distribuidas por su geografía numerosas zonas donde abandonarse allí donde la naturaleza descubre su silueta sin adornos. Gracias a ello diversas compañías españolas como Gas Natural o Fonesa, han aperturado un concurso cuyo premio es una noche aquí en el desierto español.

En la hermosa provincia de Almería se encuentra ubicado el Desierto de Tabernas, es el único tipificado en toda Europa, ubicado en el sudeste del territorio español, el cine lo ha disfrazado durante muchas décadas de oeste americano o de el imponente Sáhara debido a que su desnuda silueta lo ha convertido en una excelente localidad para estas escenas, es por ello, que allí se encuentran los decorados de Western más importantes de toda Europa, en los cuales se llevan filmando películas desde los años 60’s, cuando Sergio Leone Tabernas se enamoró de sus localizaciones.

Dormir en un salvaje poblado del oeste es la experiencia ofrecida por Fort Bravo, este es una localidad decorada con fines cinematográficos de casas rurales y bungalows para aquellos que desean pasar unos días alejados de una vida moderna, así poder disfrutar del paisaje que ofrece esta zona. Cerca de Tabernas, pero bañado por las cristalinas aguas del mar Mediterráneo se encuentra el pueblo de Agua Amarga, en sus alrededores encontramos el Cortijo “La Joya de Cabo de Gata”. En el medio de dicho parque, este precioso alojamiento es un lugar completamente mágico en el cual la nada, el mar y tradiciones mediterráneas y marroquíes son compañeros de sueños entre jaimas y paredes encaladas.

Abandonar el lado sur se convierte en una ardua tarea, sin embargo, vale la pena si es para encontrar otro territorio con aspecto lunar, debemos encaminarnos hacia el Desierto de los Monegros en Aragón. Un territorio desconocido, joven y pedregoso debido a que es el fruto de la deforestación del hombre, sin tener oportunidad de regenerarse se ha convertido en lo que es hoy: un peculiar además de un vasto terreno salpicado por numerosas chimeneas de hadas. A 25 minutos de Zaragoza, en el estepario enclave de los Monegros se encuentra excavado, dentro de una montaña el espectacular Hotel Cueva Tardienta, un alojamiento bajo tierra donde puedes dormir en una cueva pero con todas las comodidades que puedes contar aquí y en cualquier otro hotel, este lugar especialmente se puede descubrir que en diversas ocasiones desolación y desierto no están siempre de la mano, dicho hotel curioso con mucho encanto se encuentra situado muy cerca de un aeródromo y cuenta con una decoración ambientada en la tradición árabe.